El cautivo de Arascués

– En demasiadas ocasiones resulta sumamente difícil, por no decir imposible, establecer la diferencia existente entre una leyenda y un milagro. Tal sucede con el cautivo de Arascués, lugar de Nueno en la provincia de Huesca.

En el año 1.562 ocurrió el milagro de la Virgen del Olivar, venerada como patrona en Nueno y Arascués, que tuvo su protagonista en Angel Domingo Ribarés, el cual se encontraba preso en Argel, con grillos, esposas y una cadena al cuello. Así era mortificado a diario. Incapaz de soportar tanto tormento, se encomendó a la antigua patrona de su pueblo y le pidió fervorosamente que le concediera la libertad. La Virgen le escuchó, por lo que se produjo el milagro. Aquella misma noche, Ángel se vio trasladado a la ermita mariana, situada en la partida de Los Olivares, tal como se encontraba en el momento de la invocación, es decir, “con los mismos grillos, esposas y cadenas con los que le tenían atado los bárbaros, acompañado por el moro que le guardaba”.

Este es el relato de tan celebrado milagro, fundido con la leyenda. El misterio gira en torno a él para justificar el regreso del preso en Argel, el cautivo que se reencontró con su pueblo para siempre.

Patrocinado por HD DRONES
Foto: cat.obscuracamera.com

Anuncios

Un comentario en “El cautivo de Arascués

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.