La leyenda de Santa Águeda

– Santa Águeda fue martirizada de forma cruel por el Senador Quintianus. Según la leyenda, éste se aprovechó de la persecución del emperador Decio (250-253) contra los cristianos para intentar poseerla y ante su negativa, el senador la torturó y le cortó los pechos. De ahí viene la tradición de tocar los senos y pedir, al mismo tiempo, protección y salud para los propios.

Texto: Alfredo Claver
Foto: Ermita de los mártires, Huesca

Patrocinado por: Huesca Drones

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s