La tocina de Loarre, Puchamán y los republicanos de Bolea

– En Lobarre nació el popular Puchamán, cuya biografía escribió Rafael Andolz, y del que os cuento una de tantas anécdotas.
Con motivo de las fiestas patronales de Apiés y para visitar a sus familiares, allá por el año 1922, se acercó por aquí un hombre muy chistoso y bromista que le apodaban (Puchaman de Loarre). Este tal hombre, después de pasar dos días de fiesta, y buenas juergas, se le ocurrió salir por las calles echando un pregón que decía así; “Esta tarde a las cuatro y media, vienen unos comediantes, todos los que deseen ver las comedias estarán en el corral de casa Valentiné (que era un corral muy grande) y sin animales”. Entonces en Apiés había 800 habitantes y pronto se llenó el corral. Cuando él creyó oportuno cerró la puerta con llave y se fue hacia Huesca andando, ya cerca de Huesca se encontró con un vecino de Apiés que venía en sentido contrario y le dijo: “Toma esta llave y abre la puerta del corral de Valentiné que he dejado encerrado una cuadrilla de borregos y querrán salir”, y cual no fue la sorpresa del vecino al ver que los borregos eran las personas que fueron a ver las comedias.
 
Además Loarre, fue el primer pueblo donde nombraron a una tocina como alcaldesa, o por lo menos, así lo cuentan en Bolea:
Tenían que nombrar alcalde, cuando todavía no había elecciones, y decidieron que lo sería el que se comiese una manzana que echaron desde lo más alto de una calle. Los mozos salieron corriendo tras ella y el más rápido, el que ganaba todos los pollos en la redolada, cuando estaba a punto de abalanzarse sobre ella para comérsela, vio con gran dolor como una tocina, que salió por una calle transversal, se la comía. Con lo cual la sabia decisión fue que la tocina fuera la alcaldesa.
 
Claro que en Lobarre también cuentan muchas cosas de los republicanos de Bolea. Dicen que un año un padre pidió al alcalde que su hijo hiciese la primera comunión, pero “por lo civil”. Con lo difícil que debía ser satisfacer esa petición.
 
Foto: Huesca Drones

Anuncios

Un comentario en “La tocina de Loarre, Puchamán y los republicanos de Bolea

  1. “Carrera pedestre aquesta,
    que por querer subir…bajaban,
    aunque no era una cuesta aquesta
    Por do se deslizaran,
    más bien una larga pendiente
    en donde prestos rodaban.
    No debía estar mal la FRUTA,
    pues sin que fuesen putas
    Todos corrían y cobraba…..”

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s