Dragones, santos y leyendas

– Jorge es un mártir cristiano sacrificado allá por el 303 en los territorios del actual Israel según unas fuentes o en Nicomedia (Turquía), según otras, siendo guardia personal del Emperador Diocleciano. Su biografía es tan misteriosa y atractiva como desconocida. Lo que sí que parece es que fue un militar que, después de confesar su fe cristiana, sufrió las grandes torturas y propició importantes conversiones.
En Aragón la advocación a San Jorge presentado como ideal de caballero cristiano es a partir del S. XII, con la impronta de las distintas órdenes militares y el importante peso que éstas representan y sobre todo a la Casa Real aragonesa.
Pero la figura de San Jorge se relaciona muy especialmente con la Batalla de Alcoraz en Huesca en la que Al – Mustain II de Zaragoza el 19 de noviembre de 1096, combate contra Pedro I en la zona conocida con el mismo nombre. Cuenta la leyenda que en esa batalla, San Jorge, montado en su caballo, habría ayudado al Rey Pedro en su victoria.
La figura de San Jorge también se relaciona con varios monarcas de la Casa Real aragonesa como es el caso de Pedro II que fundó en 1201 la orden militar de San Jorge de Alfama, cerca de Tortosa y también con la figura de Jaime I “El Conquistador” rey de origen y educación templaria que apoyó la fundación de cofradías con su nombre tanto en Huesca como en Teruel.
En su crónica, este rey habla de que San Jorge, ha sido visto tanto por los cristianos como por los musulmanes en forma de “caballero blanco con armas blancas” ayudando a los ejércitos aragoneses.
En la expedición a Tierra Santa que este monarca organizó en 1269, junto sus hijos el infante Pedro y su hijo bastardo Fernan Sánchez, según Ramón Muntaner, cronista real, el grito de guerra fue el de la invocación de su nombre.
San Jorge ha sido patrono de Aragón desde la Edad Media.

Pero si por algo es conocido San Jorge, a nivel mundial, es por su leyenda del dragón. El lugar de los hechos varía según la versión, pero muchas apuntan a que transcurrió en Beirut, actual Líbano, donde había un dragón que atacaba al reino y que se asentó en la fuente de la que los habitantes se proveían de agua.

Para poder a acceder a la fuente, los habitantes decidieron ofrecerle un par de animales al día. Pero cuando los animales empezaron a escasear, comenzaron los sacrificios humanos, que eran decididos al azar, hasta que un día le toca a la hija del rey. Momentos antes de ser devorada por el dragón apareció San Jorge, a lomos de un caballo blanco, y que con su lanza logró matar al animal.

La leyenda de San Jorge se ha asociado al simbolismo religioso de la victoria del bien sobre el mal, donde el santo sería el creyente; el caballo blanco, la Iglesia, y el dragón representaría el paganismo y a Satanás.
 
Texto: casaruralvalero.com
Foto: aragoncurioso.wordpress.com
 
Patrocinado por: Huesca Drones

Leyendas  en:

. Youtube canal     . Facebook pagina      . Aplicación móvil 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s